Qué y cómo se aprende

    • En Bachillerato, la cuestión capital, alrededor de la cual gira el programa de tutoría, es ¿QUIÉN QUIERO SER?
      Así, el proyecto educativo se concreta de la siguiente manera:

      En el ámbito personal, ayudamos al alumno a madurar como persona en su afectividad y en sus opciones vitales, es decir, queremos ayudarle a APRENDER A SER. Se puede ser desde una vivencia profunda de la fe cristiana, opción que construye la propuesta de la escuela; o bien desde una opción vital que gire en torno a unos valores universales que permitan al alumno vivir una vida verdaderamente humana.
      El programa de tutorías pretende formar a los alumnos en unos valores que consideramos básicos.

      En este contexto, la acción pastoral, que tendrá como eje la catequesis de preparación para el sacramento de la Confirmación, se propone que esta etapa sea la maduración para que el alumno vaya realizando una opción interiorizada por APRENDER A VIVIR LA FE .

      En el ámbito académico, queremos despertar en el alumno el gusto por APRENDER A SABER; y potenciar al máximo su inquietud intelectual. Y que este interés por el saber se refleje en su dedicación a los estudios de manera que cada uno llegue a la excelencia académica, es decir a dar lo mejor de sí mismo. Asimismo consideramos fundamental que el alumno entienda la profesión como una vocación donde los valores de la persona constituyen al criterio de elección.

      En el ámbito social queremos educar en los alumnos la sensibilidad respecto a los otros, el entorno y la sociedad para que se conviertan personas participativas y solidarias en el mundo que les toca vivir. Por ello el Bachillerato tiene un programa específico de la formación social coordinado con el programa de tutorías que ayuda al alumno a APRENDER A CONVIVIR.

      Estos ámbitos serán trabajados conjuntamente desde las áreas de pastoral, formación humana y social.

    • Potenciamos el talento y lo hacemos crecer

      En Bachillerato, además de profundizar las competencias trabajadas en la ESO y de ampliar los conocimientos, ponemos especial énfasis en la orientación académica, proporcionando a nuestros alumnos herramientas que les permiten desarrollar un estudio más autónomo, entrenarse en la resolución de problemas y en la consecución de retos futuros, y prepararse para cursar con éxito estudios superiores.

      El estudio sistemático de la etapa anterior se convierte en Bachillerato en más consciente y responsable: incorpora metodologías y estrategias más maduras, potenciando la capacidad de globalizar los contenidos.

      Ofrecemos a los alumnos una atención personalizada con el objetivo de reconocer sus talentos y hacerlos crecer, detectar áreas de mejora y también, si es necesario, proponer planes individuales.

      Además del trabajo desarrollado en el marco académico ordinario de cada materia, llevamos a cabo una serie de actividades orientadas a desarrollar la excelencia en diferentes ámbitos: académico, solidario y social, actitudinal, de creatividad e innovación y de emprendimiento.

      Los intercambios internacionales, los concursos académicos, las campañas solidarias y de acción social, el enfoque del trabajo de investigación y las actividades que complementan los contenidos de cada materia, favorecen la creatividad, la innovación, el liderazgo positivo, la dimensión comunicativa, la inteligencia matemática, el talento científico y de investigación y la sensibilidad social.

    • Dentro del programa tutorial, el equipo de tutores de Bachillerato se propone alcanzar los siguientes objetivos para con los alumnos:

    • Contenidos del PROGRAMA DE TUTORÍAS

      ¿Quién soy y quién quiero ser?

      El punto de partida es la conciencia de "¿Quién soy?", para trabajar el autoconocimiento y el proyecto personal propio e ir definiendo "¿Quién quiero ser?". Así pues, trabajamos actividades en torno a:

      • La responsabilidad y la organización en el estudio, a nivel individual y de cooperación con el grupo.
      • Opciones vitales y valores: identificación de los valores personales, valores y proyecto personal y profesional, valores y toma de decisiones.
      • Los valores y el tiempo de ocio: el ocio como tiempo de fuga, valores sociales (responsabilidad social: liderazgo, participación, cooperación, solidaridad ...).
      • La orientación profesional: grados y estudios relacionados con la propia modalidad, entornos profesionales relacionados con la propia modalidad, criterios y valores para la toma de decisiones referentes a la propia modalidad.
    • Pastoral al Batxillerat

      En el Bachillerato la acción pastoral de la escuela busca ofrecer al alumno un espacio de acompañamiento en el crecimiento personal más allá del espacio académico. Es un acompañamiento, ya que proponemos que el alumno sea el protagonista de su búsqueda personal, del descubrimiento profundo de su interior y de su propia experiencia de fe.

      La pastoral se articula en base a varios ejes: dos horas de clase de Cultura religiosa en 1º de Bachillerato, y algunas ofertas de participación voluntaria: una eucaristía quincenal, el proceso de Confirmación, retiros, el receso en Taizé, la experiencia en Auschwitz y el viaje a las raíces ignacianas, en Loyola. La vivencia y celebración de los diferentes tiempos litúrgicos también marcan momentos esenciales en la propuesta pastoral de la etapa.

      Además del acompañamiento personal que ofrecen los consiliaris y otros profesores del colegio.

      Los alumnos de Bachillerato se encuentran en un momento de sus vidas en el que las preguntas de fondo toman un carácter más maduro y existencial, donde hay que tomar decisiones a todos los niveles, no sólo a nivel académico y de orientación profesional, sino también en el nivel del planteamiento de las opciones de vida. En este sentido, la asignatura de Cultura Religiosa penetra y profundiza en el núcleo más profundo de las cuestiones últimas, situando a Dios en el centro del estudio, desde una perspectiva crítica y filosófica.

      El proceso de catequesis de Confirmación se desarrolla conjuntamente con el Casal Loiola, donde se plantea una nueva mirada de la fe, orientada al crecimiento personal, espiritual y al compromiso social.

      El objetivo fundamental de toda esta tarea es favorecer una experiencia de lo trascendente, a partir de la figura de Jesucristo y su Evangelio.